Centro de Chile

Soñadas montañas pintadas de blanco, valles generosos en fruta y vides, campos prodigiosos en flores y cultivos, un raudal de playas, una extensa costa abundante en pescados y mariscos, pueblos alegres y coloridos, nos depara este maravilloso destino gobernado por la intensidad de sus contrastes.